Aunque hoy en día lo conocemos por su uso culinario, a lo largo de la historia, el ajo se ha utilizado especialmente gracias a sus beneficios medicinales.

De hecho, existen varios documentos que atestan su uso para la salud por los egipcios, romanos, griegos y hasta chinos antiguos.

Tanto es así que nadie más ni nadie menos que Hipócrates, el padre de la medicina occidental, solía prescribir ajo para tratar varias condiciones médicas.

En el artículo de hoy, te contamos cuáles son los increíbles beneficios de este ingrediente principal de la dieta mediterránea y asiática.

¿Cuáles son las propiedades del ajo crudo?

Las principales propiedades medicinales del ajo chino o japonés son antibióticas, anticancerígenas, antiinflamatorias, antioxidantes, antibacterianas, antifungicidas y anticoagulantes.

Después de estudiar el ajo en detalle, los científicos han entendido que la mayoría de estas propiedades curativas se deben a los compuestos de azufre que se forman cuando se pica, tritura o mastica un diente de ajo.

Uno de los compuestos más potentes es la alicina. Algunos de los beneficios de la alicina del ajo se logran gracias a su acción antioxidante, antimicrobiana y antitrombótica para prevenir y curar ciertas enfermedades.

De hecho, ésta es aquella sustancia que le da al ajo su olor inconfundible y se libera solamente cuando se pica el diente de ajo, volviéndose más potente al entrar en contacto con el oxígeno.

Por eso, para maximizar su efecto, lo mejor es cortar el ajo y dejarlo unos minutos a reposar antes de incluirlo en la comida.

Por otro lado, pierde sus propiedades cuando se expone a altas temperaturas, por lo que lo mejor es consumir el ajo crudo.

¿Qué vitaminas y minerales tiene el ajo?

El ajo es un alimento sabroso y nutritivo bajo en calorías, proteínas e hidratos de carbono, pero rico en fibra, vitamina B6, vitamina C, manganeso y selenio.

También contiene otros minerales como yodo, fósforo, potasio y componentes sulfurados como alicina y alil/dialil sulfidos.

¿Cuál es la diferencia entre el ajo normal y el ajo negro?

El ajo negro es ajo crudo normal fermentado que se obtiene tras cocerlo a calor bajo durante varias semanas.

Durante este proceso, el color, la textura y el sabor del ajo cambian, volviéndose más suave, masticable y dulce que el ajo crudo normal.

Por eso, es una forma de comer ajo crudo sin que pique, aportando un sabor dulce parecido al regaliz y el chocolate.

Otra ventaja de consumir ajo negro es que éste es más rico en antioxidantes, potasio, magnesio y fibra. No obstante, debido al proceso por el cual pasa, pierde parte de su contenido en alicina.

Algunos de los beneficios del ajo negro en ayunas más destacados son fortalecer las defensas, regular la presión arterial y prevenir la migraña.

Eso hace que sirva para prevenir y combatir resfriados y otras infecciones por estimular el sistema inmune y ser un buen antibiótico natural.

Por último, sobre cómo tomarlo, prueba a comer entre 1 y 3 dientes de ajo negro crudos al hacer ayuno intermitente, en ensalada o untado en una tostada integral.

¿Cuáles son los beneficios de comer ajo crudo para la salud?

Los estudios pudieron concluir que comerse un ajo crudo diario tiene muchos beneficios para la salud, ya que puede ayudar a:

Combatir el envejecimiento

Uno de los antioxidantes que destacan en el ajo es la quercetina, un potente flavonoide que lucha contra el envejecimiento celular.

A eso se le añade el contenido en vitamina C, una sustancia que promueve la producción de colágeno en la piel. Y el colágeno, en su turno, es conocido también como la proteína antiedad, gracias a que mantiene la piel elástica, joven y radiante.

El ajo es también rico en vitamina B6, que se asocia a la mejora en la función cerebral.

Gracias a todas estas razones, podemos concluir que el ajo es un alimento antienvejecimiento, que podría favorecer la longevidad y el aspecto joven.

Reforzar el sistema inmunitario

El ajo es uno de los alimentos más conocidos por fortalecer el sistema inmunitario y luchar contra virus y bacterias.

Por lo tanto, es un ingrediente esencial a incluir en tu alimentación diaria, especialmente en otoño e invierno, ya que puede prevenir el resfriado.

Es más, si ya has pillado un catarro, comer ajo crudo puede ayudar a reducir sus síntomas y duración.

Es por eso que muchas personas optan por tomar todos los días antes de irse a dormir ajo crudo con limón y miel.

Por otro lado, para sacarle el máximo provecho a sus propiedades antibióticas naturales, lo mejor es tomar ajo en ayunas. En este momento del día, las bacterias en el estómago son más vulnerables, al no ser protegidas por la comida.

Reducir la toxicidad causada por los metales pesados

Los metales pesados son unos metales con una alta densidad, que son tóxicos para los seres humanos.

De hecho, son una de las principales fuentes de radicales libres, moléculas inestables que se relacionan al envejecimiento prematuro y a varias enfermedades.

Algunos ejemplos de metales pesados son el mercurio, plomo y níquel.

Las personas que están expuestas excesivamente a estas sustancias desarrollan muchos signos de toxicidad, como dolores de cabeza y presión arterial alta.

La buena noticia es que se ha demostrado que, en dosis altas, los compuestos de azufre en el ajo protegen contra el daño causado por su toxicidad.

De hecho, un estudio conducido en empleados de una planta de baterías de automóviles encontró que el ajo redujo los niveles de plomo en la sangre un 19%.

Disminuir la presión arterial

Se ha notado que el ajo puede fomentar la producción del óxido nítrico en el cuerpo. Esta sustancia ayuda a que los músculos se relajen y los vasos sanguíneos se dilaten, lo que, en su turno, puede reducir la presión arterial.

Por eso, puede ser una buena idea que las personas con hipertensión incluyan ajo crudo en su alimentación diaria.

No obstante, para lograr estos beneficios, la dosis de ajo debería ser bastante alta, por lo que puede que no sea suficiente ingerir solo el alimento fresco, sino que habría que optar por unos suplementos alimenticios con extracto de ajo.

Reducir el colesterol malo

Para no tener problemas causadas por el colesterol alto, es importante asegurarse de:

  • Mantener el nivel de colesterol LDL o “malo” bajo y
  • Evitar la oxidación de esta grasa en el cuerpo.

Para lograr el primer punto, es esencial llevar una alimentación saludable a base de alimentos frescos, evitando la comida procesada y el tabaco. También hacer entrenamientos físicos a diario, ya sea de fuerza o cardiovasculares.

En cuanto al segundo aspecto, hay que evitar exponerse a las fuentes de radicales libres, así como aumentar su consumo de antioxidantes.

Afortunadamente, el ajo crudo supone una ayuda adicional, gracias a que puede reducir el nivel de colesterol total y LDL y, a la vez, es rico en antioxidantes.

Aumentar los niveles de estrógeno

La deficiencia en estrógeno afecta especialmente a las mujeres menopáusicas y puede tener varios efectos negativos, como:

  • Densidad ósea baja: lo que, en su turno, aumenta el riesgo de desarrollar osteoporosis y fracturas óseas.
  • Depresión: debido a que el estrógeno influye en la producción de la serotonina, su deficiencia puede causar una disminución de este neurotransmisor. Esto puede causar cambios de humor o hasta depresión.
  • Aumento de las infecciones del tracto urinario: debido a la debilidad del tejido de la uretra, que puede desarrollarse con una disminución de los estrógenos.

Por eso, es importante que las personas con un nivel bajo de esta hormona consuman alimentos ricos en fitoestrógenos. Estas son unas sustancias que tienen una estructura química similar a la del estrógeno e imitan su función en el cuerpo.

El ajo es uno de los alimentos más ricos en fitoestrógenos, junto con las habas de soja y las semillas de lino o de sésamo.

Mejorar el rendimiento deportivo

Aunque se necesitan más estudios, hay evidencia científica que muestra que el ajo podría mejorar el rendimiento físico y reducir la fatiga muscular.

Como anécdota, los atletas olímpicos en la Antigua Grecia consumían ajo crudo como parte de su dieta pre-entrenamiento.

Otro alimento que puede mejorar el rendimiento deportivo es la remolacha, por lo que puede ser una buena idea tomar ambos ingredientes antes de entrenar.

Perder peso

Otro de los beneficios del ajo japones o chino es que puede ayudar a adelgazar. Lo consigue de varias maneras.

Primero, ayuda a sentirte más saciado, reduciendo así el apetito y la ingesta de calorías totales a lo largo del día.

Segundo, tiene un efecto depurativo y favorece la descomposición de grasa corporal, lo que facilita la eliminación de toxinas y lípidos acumulados.

Sobre todo, si se toma un diente de ajo macho molido o machacado, con el zumo de medio limón y un vaso de agua en ayunas.

Limpiar los riñones

El ajo es bueno para los riñones gracias a su capacidad diurética. Ayuda a eliminar el exceso de agua, toxinas y sodio del cuerpo a través de estos órganos de eliminación.

No solo los mantiene limpios, sino que también previene el daño renal que causa el consumo excesivo de sal y azúcar.

Estas bondades se pueden lograr si se consume sobre todo crudo, ya que al cocinarse pierde parte de sus enzimas curativas.

¿Qué contraindicaciones y efectos secundarios tiene?

Aunque tiene un montón de beneficios, el ajo también puede tener algunos efectos negativos. Las principales contraindicaciones del ajo chino o ajo negro son:

  • Tomar con moderación durante el embarazo.
  • Obtener la aprobación de un médico antes de consumirlo si sueles sangrar o tomas medicamentos anticoagulantes. Ya que puede tener un rol anticoagulante.
  • No se recomienda para las personas que llevan una dieta baja en FODMAP.
  • Debería evitarse o consumirse en moderación por las personas que suelen tener problemas con la acidez estomacal. Aunque el ajo crudo no dañe el estómago en sí, es posible que empeore los síntomas del reflujo ácido.

En cuanto a sus efectos secundarios, al igual que las cebollas, los puerros y los espárragos, el ajo es rico en fructanos. Este es un tipo de carbohidrato que puede causar hinchazón, gases y dolor de estómago en algunas personas.

De hecho, en el caso de las personas con intolerancia al fructano, éste no se absorbe por completo en el intestino delgado. En cambio, viaja intacto al colon, donde se fermenta por las bacterias – un proceso que puede contribuir a problemas digestivos.

¿Cómo comer ajo crudo sin tener mal aliento?

Después de tantos beneficios, seguramente tengas ganas de incluir el ajo crudo en tu alimentación.

La mejor forma de tomar ajo chino crudo es machacándolo con un mortero o cortarlo en pequeño trozos y dejarlo reposar unos minutos.

Sin embargo, su fuerte olor y el mal aliento que deja puede que te hagan pensar dos veces.

Antes de contarte cuáles son algunas formas de reducir el mal aliento, tengo que decirte que ninguna de ellas eliminará el olor por completo.

De hecho, hay una broma que dice:

  • “¿Cómo puedo quitar el mal aliento de la cebolla?”
  • “Con ajo.”
  • “¿Y cómo quitar el olor a ajo?”
  • “Con el tiempo.”

Y es verdad. La única forma de quitarlo por completo es esperando dos días. Así que te aconsejo no tomarlo antes de tener una cita romántica o de salir de fiesta.

No obstante, puedes probar las siguientes cosas para minimizar su fragancia:

Tomar ajo en ayunas

Son muchas las personas que deciden tomar ajo en ayunas por sus potenciales propiedades curativas.

No obstante, no hay suficiente evidencia científica que respalde que comer ajo macho por sí solo cure enfermedades.

Lo primero, el ajo rompe el ayuno intermitente, ya que una porción de 4 gramos de ajo contiene 1,2 gramos de carbohidratos.

Aunque su cantidad de hidratos es baja, quienes recomiendan su consumo en ayunas, aconsejan tomar de 2 a 4 ajos al día para prevenir o curar posibles infecciones.

Como consecuencia, se producirá un ligera secreción de insulina en la sangre.

Por otro lado, también se recomienda comer ajo crudo en ayunas sin masticar, ya que así evitaremos que su intenso sabor y aliento quede impregnado en nuestro boca.

Por último, es posible que también hayas escuchado lo bueno que es tomar ajo con limón en ayunas o ajo con miel antes de dormir. En ambos casos, se les atribuye la capacidad de reducir la tos seca y el dolor de garganta.

En resumen, mientras tomar agua con limón en ayunas es una excelente forma de favorecer la pérdida de peso, no podemos afirmar que añadir ajo sea un remedio natural para curar condiciones médicas. No obstante, por sus múltiples potenciales beneficios, seguramente vale la pena probarlo.

¿Para qué sirve el té de ajo y jengibre y cómo hacerlo casero?

Otra forma de disfrutar de los beneficios del ajo es preparar una infusión de ajo casera.

Los beneficios del té de ajo son mejorar las defensas y fortalecer el sistema inmunológico, favorecer la función intestinal, combatir el estrés y la hipertensión y mejorar la circulación de la sangre.

Para ello necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 dientes de ajo grandes, crudos, pelados y cortados por la mitad.
  • El zumo de medio limón exprimido.
  • 5 gramos de jengibre fresco lavado y pelado.
  • 500 ml de agua mineral.

Después, solo tienes que:

  • Calentar el agua en una olla pequeña.
  • Una vez el agua empiece a hervir, introduce el ajo y el jengibre.
  • Tras 2 a 5 minutos (dependiendo si prefieres un sabor más o menos intenso), retira del fuego y añadir el jugo de limón.
  • Luego, sirve en tu taza de té favorita y disfrútalo mientras permanezca caliente. Preferiblemente por la mañana en ayunas o de 2 a 4 horas antes de dormir.

¿Cómo tomar ajo como antibiótico?

Se cree que el ajo está considerado como el antibiótico natural más potente que existe, gracias a sus propiedades terapéuticas para la salud, destacando su poder bactericida y fungicida.

De ahí que a menudo es consumido como un antibiótico natural para tratar ciertas afecciones en el cuerpo y aliviar sus síntomas.

Un poder antibiótico que se le atribuye a la alicina que contiene.

Para ello, es aconsejable tomar 2 dientes de ajo crudo al día, ya sea en ayunas sin masticar, molido y diluido en agua o como comprimido.

Sin embargo, conviene hablar con un médico para buscar el tratamiento más seguro en tu caso.

¿Cuáles son los mejores suplementos de ajo?

Para las personas que no toleran bien el olor, sabor o textura del ajo crudo, tomar suplementos de extracto de ajo negro puede ser una excelente solución para seguir disfrutando de sus ventajas.

Puedes comprar complementos alimenticios de ajo en herbolarios, tiendas de dietética, incluso en algunas farmacias o supermercados, como Mercadona, Costco o Carrefour. También, lo puedes hacer de forma online.

A continuación, te mostramos los suplementos de ajo crudo mejor valorados en cápsulas en Amazon:

Conclusión sobre los beneficios de comer ajo crudo

Después de ver sus pros y contras, podemos notar que los usos del ajo macho para la salud, tanto en hombres como mujeres, son muy extensos.

Unas propiedades del ajo que pueden ayudar a curar ciertas enfermedades e infecciones. Ahora entiendes por qué comen tanto ajo los chinos, ¿verdad?

Además de sus efectos para el corazón, este alimento antienvejecimiento también ayuda a mantener el cuerpo y la piel joven.

Ya que su sustancia activa, la alicina, se pierde cuando se expone al calor, es más beneficioso tomar el ajo crudo en vez de cocido (o en combinación).

Por eso, podemos concluir que es bueno comer ajo crudo, tanto en ayunas, como junto con las comidas.

Personalmente, nos encanta incluirlo en cremas como salmorejo, en salsas como pesto, así como en aderezos para ensaladas saludables.

Para reducir el mal aliento posterior, puede ser una buena idea tomarlo de noche, antes de dormir y combinarlo con aceite de oliva o limón.

¡Y ahora tienes que conocer por qué incluir la levadura nutricional en tu alimentación!

¿Quieres vivir tu mejor día cada día?

Mejora tu relación con la comida para verte y sentirte bien gracias a nuestro exclusivo Asesoramiento Nutricional Personalizado.

¿Piel flácida, con arrugas y manchas? ¡Eso es cosa del pasado!

Encuentra las mejores soluciones con nuestro buscador de cuidado facial Skincare Finder. ¡Es gratis!

¿Buscas mejorar tu estilo de vida?

Suscríbete a nuestra newsletter de salud y bienestar

10% de descuento

Recibe un 10% de descuento en tu primer pedido y nuestros consejos para mejorar tu estilo de vida al suscribirte a nuestra Newsletter.

NOTA DE TRANSPARENCIA: En ocasiones incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compras a través de los enlaces que añadimos, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.