¿Tienes la sensación que tu atractivo físico empeora con el paso de los años? ¿Piensas que no hay solución y que hay que acostumbrarse a vivir de mal en peor?

¡Para nada! Puedes considerar este artículo de blog como el punto de inflexión hacia no solo sentirte sino también verte cada día más joven. ¿Te lo vas a perder?

¿A qué edad se empieza a envejecer?

Suele ser antes de los 30 años cuando empiezan a ser visibles los primeros signos de la edad, como por ejemplo, la primera cana, línea de expresión, hasta disminución de energía y vitalidad.

Pero, otra cuestión muy distinta es a qué edad los signos del envejecimiento son inevitables y nos sentimos envejecidos.

En este aspecto de autopercepción se han llevado a cabo numerosos estudios psicológicos para intentar determinar cuándo una persona se considera “vieja”. Cada investigación muestra unos resultados distintos, en función de los sujetos que participan en este análisis.

Lo que está claro es que se percibe una tendencia de las personas a sentirse viejas cada vez más tarde. Esto se puede explicar porque cada vez vivimos más tiempo, por el aumento de la esperanza de vida, o porque afrontamos con mayor vitalidad la vejez.

Por ejemplo, una encuesta realizada por el Pew Research Center en Estados Unidos, identificó que las personas se comenzaban a sentir ancianas cerca de los 70 años de edad.

3 consejos para saber cómo aceptar tu edad

Si bien los años pasan a una velocidad vertiginosa, cuando nos queremos dar cuenta de la edad que tenemos y miramos atrás puede ocasionar miedo, incertidumbre, tristeza y ansiedad en muchas personas.

Por eso, compartimos contigo 3 sencillas acciones que puedes empezar hoy mismo para afrontar la vejez con fervor:

  1. Preparación previa: cada decisión que realices hoy influenciará tu futuro. En vez de esperar a jubilarte, empieza a ir introduciendo hábitos saludables ahora. Otro aspecto muy importante es el económico. Busca asesoramiento financiero para disponer de una economía familiar saneada. El mejor día para empezar es hoy mismo, así que no pierdas ni una hora más.
  2. Actitud positiva: afronta cada etapa de tu vida con entusiasmo y adapta tu estilo de vida con el paso de las años. Muestra tu mejor predisposición para aprender cosas nuevas o realizar aquellas actividades que llevas posponiendo durante años. Los estudios mostraron que la actitud influye más en nuestro bienestar que los factores físicos en sí.
  3. Cuida y diversifica tus amistades: por desgracia cada más vez personas afirman sentirse solas, en gran medida por que sus amistades se mudan, enferman o fallecen. Por lo general, somos la media de las 5 personas con las que más tiempo pasamos. Incluye a tu círculo de amigos personas de varias generaciones que saquen la mejor versión de ti.

¿Qué consideramos como atractivo físico?

Desde un punto de vista estético, solemos entender el atractivo físico como las características físicas que hacen que una persona sea percibida como bella o agradable.

No obstante, suele implicar atracción sexual o la capacidad de sentirse deseado, sin tener por qué ser necesario.

La belleza es un concepto tan subjetivo que puede tener infinidad de interpretaciones. Las preferenciales personales, hechos pasados, edad o cultura son algunos de los factores que hacen variar este criterio.

A pesar de ello, hay ciertos aspectos físicos que se suelen repetir e influyen en la definición de la atracción. A continuación, analizaremos qué rasgos físicos femeninos gustan a los hombres y viceversa.

Características de una mujer atractiva para los hombres

Por lo general, los hombres heterosexuales occidentales suelen sentir atracción por mujeres jóvenes (de media 2,5 años menor) con simetría facial y contorno corporal moldeado. Es decir:

  • Labios carnosos,
  • Frente amplia,
  • Cara ancha,
  • Mentón pequeño,
  • Nariz pequeña,
  • Mandíbula corta y angosta,
  • Pómulos altos,
  • Piel clara y lisa,
  • Ojos muy abiertos,
  • Senos grandes y firmes,
  • Nalgas redondeadas y carnosas,
  • Con un tamaño corporal no muy delgado o “rollizo”, un índice cintura cadera de 0.7,
  • Ligeramente más bajas que sus parejas,
  • Con piernas más largas que el tronco,
  • Pies pequeños,
  • Cabello brillante y largo,
  • Que caminan con una inclinación de la cadera.

En resumen, los hombres tienden a ser atraídos por mujeres que son más bajas que ellos, tienen apariencia juvenil y cuentan con un rostro simétrico, pechos plenos, labios carnosos, y una baja relación entre la cintura y la cadera.

Rasgos físicos masculinos que gustan a las mujeres

De la misma forma que suele haber un patrón estandarizado por los varones para definir el atractivo femenino, lo mismo ocurre con las señoras heterosexuales occidentales. Los rasgos más característicos son los siguientes:

  • Frente ancha,
  • Nariz y pómulos prominentes,
  • Mandíbula grande,
  • Mentón fuerte,
  • Hombros anchos,
  • Pecho y brazos musculosos,
  • Torso en forma de uve,
  • Abdomen plano,
  • Pene de 17 cm de largo,
  • Cintura delgada y relativamente estrecha,
  • Más altos que ellas,
  • Postura erecta,
  • Sin vello corporal,
  • Olor corporal con un aroma natural y definido,
  • Piel clara con tono rojizo o amarillento,
  • De la misma edad o mayores.

Por lo tanto, las mujeres suelen sentirse más atraídas por hombres más altos que ellas, poseen una elevada simetría facial, dimorfismo facial masculino, y poseen una espalda amplia, una cintura relativamente delgada y un torso en forma de V.

¿Qué opinión física tenemos de nosotros mismos?

El autoestima y la valoración personal pueden influenciar en gran medida nuestro comportamiento y pensamientos.

Lo realmente interesante es que solemos vernos menos atractivos de lo que en verdad somos y no somos la persona adecuada para juzgarnos a nosotros mismos.

Este hecho se puedo comprobar gracias a un experimento social realizado por el Laboratorio de Entornos Virtuales Experimentales (EVENT) de la Universidad de Barcelona.

El objetivo de la investigación era resaltar las diferencias entre cómo creemos que nos vemos y cómo vemos nuestro propio cuerpo desde la perspectiva de un extraño.

Para ello, se empleó el uso de realidad virtual para crear tres distintos avatares. En función de cómo los participantes veían su propio cuerpo, con lo que ellos definían como cuerpo ideal, y otro en función de sus medidas corporales reales.

La conclusión fue que, sobre todo las mujeres, solemos calificar nuestro propio cuerpo de forma más negativa cuando nos vemos a nosotros mismas, que cuando lo vemos como si fuera una persona desconocida.

Lo cierto es que al ser capaces de vernos a nosotros mismos desde otra perspectiva, podríamos aprender a obtener una percepción personal más objetiva.

Esto podría dar como resultado comenzar a vivir con una imagen más precisa y saludable de nuestro cuerpo.

¿Por qué algunas personas envejecen mejor que otras?

Lo primero queremos resaltar que en la actualidad vivimos en una sociedad rodeada de flashes y filtros de Instagram. Nunca antes hemos estado tan expuestos a la opinión pública global.

Por esta razón, verse y sentirse joven se ha convertido en una de las virtudes más valoradas y atractivas por parte de la población. Esto se debe en gran medida a que resulta inevitable asociar la vejez con aspectos negativos de la vida, como por ejemplo, la soledad, depresión, enfermedad, falta de deseo sexual o fealdad.

Este proceso de estereotipia y discriminación por defecto a las personas por el hecho de ser ancianas se conoce como edadismo, viejismo o gerontofobia (proviene del inglés ageism).

Lo curioso es que envejecer no es solo una cuestión biológica, sino que también tiene una connotación económica, cultural e histórica, muy marcada por el sexismo, donde los varones maduran y las señoras envejecen.

Es decir, con el paso de los años, los hombres tienden a ganar jerarquía social, tras medir su valor según sus logros económicos y laborales. En cambio, lo mismo no sucede con las mujeres.

Este paradigma fue resumido por la ensayista estadounidense Naomi Wolf como: “Los hombres mueren una vez y las mujeres dos. Mueren como bellezas antes de que muera su cuerpo”.

Sobre todo en las mujeres adultas todavía sigue siendo poco habitual destacar sus valores tan positivos como la creatividad, personalidad, talento o resiliencia.

Por eso, responderemos a la pregunta por qué no todas las personas envejecen igual en el siguiente apartado haciendo una valoración objetiva sin un sesgo sexista.

¿Cuáles son los secretos mejor guardados sobre el antienvejecimiento de las personas que siempre se mantienen jóvenes?

¿A ti también te pasa notar a otras personas que se ven muy joviales y derrochan energía a pesar de su edad y te preguntas cómo lo hacen?

Si este es tu caso, no estás solo. Son muchas las personas que se hacen esta misma pregunta y les gustaría conocer cuáles son los trucos infalibles de quienes parece que lo de cumplir años no va con ellos.

Mientras la genética de cada uno puede ser una variable a tener en cuenta, es el estilo de vida individual lo que marca la diferencia entre envejecer prematuramente y tener más energía que un niño hiperactivo.

Pero no te preocupes, si te da reparo preguntarles qué hacen, estamos convencidos que cumplen la mayoría de los 10 Principios básicos para vivir más joven por más tiempo.

El secreto reside en mantener un equilibrio entre cuerpo, mente y alma. Es decir, no solo gestionar las emociones, sino también mantenerse activo y seguir una rutina de cuidado de la piel acorde a tu edad y ritmo de vida.

Si lees este blog de antienvejecimiento de forma habitual irás aprendiendo todo lo que necesitas saber para añadir vida a tus años y no meramente años a tu vida.

Conclusión sobre el atractivo físico en la vejez

Los cánones de belleza varían según épocas y culturas. Hoy en día, estos patrones son exponenciales al estar más expuestos e hiperconectados con la población mundial.

Para verte y que te vean cada día más joven resulta imprescindible cuidar tu cuerpo y seguir un enfoque preventivo en tus acciones y tu salud.

En la Escuela de Antienvejecimiento, te ayudamos precisamente a esto. De forma natural y holística, te ayudamos a lograr tu mejor versión para sentirte con más vitalidad que nunca, potenciando así tu atractivo físico.

¿Cómo? Una gran idea es aprovechar nuestras Guías Personalizadas de Nutrición y Cuidado Facial, totalmente gratis.

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros para conocernos y buscar las soluciones que buscas!

¿Quieres vivir tu mejor día cada día?

Mejora tu relación con la comida para verte y sentirte bien gracias a nuestro exclusivo Asesoramiento Nutricional Personalizado.

¿Piel flácida, con arrugas y manchas? ¡Eso es cosa del pasado!

Encuentra las mejores soluciones con nuestro buscador de cuidado facial Skincare Finder. ¡Es gratis!

¿Buscas mejorar tu estilo de vida?

Suscríbete a nuestra newsletter de salud y bienestar

10% de descuento

Recibe un 10% de descuento en tu primer pedido y nuestros consejos para mejorar tu estilo de vida al suscribirte a nuestra Newsletter.

[ninja_form id=»8″]

NOTA DE TRANSPARENCIA: En ocasiones incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compras a través de los enlaces que añadimos, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.