Todo lo que debes saber de la liposucción

Liposucción

Posiblemente no estés satisfecha con tu aspecto actual y te has planteado hacerte una liposucción. 

Pero antes, has probado infinidad de técnicas y sigues sin tener la figura que siempre has deseado. 

Si este es tu caso, a continuación te explicamos todo lo que deberías saber de este procedimiento quirúrgico. 

¿Qué es la liposucción?

La liposucción, también conocida como lipo, lipoplastia o contorno corporal, es un procedimiento de cirugía plástica estética que elimina el exceso de grasa del cuerpo.

Normalmente, las personas se someten a una liposucción para mejorar la forma o los contornos de su cuerpo. También, porque quieren eliminar el exceso de grasa de áreas como los muslos, las caderas, las nalgas, el abdomen, los brazos, el cuello o la espalda.

¿Quién suele hacerse una liposucción?

Por lo general, son personas que han probado distintas dietas milagro y ejercicios poco efectivos y no son capaces de deshacerse de los depósitos adicionales de grasa.

La liposucción no es un tratamiento para bajar de peso. Tiene serios riesgos y posibles complicaciones, por lo que es importante hablar con su médico antes de considerarlo.

¿Cuántas liposucciones se hacen?

Después del aumento de pecho, la liposucción es el tratamiento quirúrgico cosmético más realizado en las mujeres. Por ejemplo, sólo en 2019 en los Estados Unidos, se realizaron 265,209 procedimientos de liposucción.

En el caso de los hombres, es el tercer procedimiento más realizado, después de la remodelación de la nariz y el levantamiento de párpados, sucesivamente.

¿Qué resultados puedo esperar de la liposucción?

La liposucción requiere someterse a anestesia para el procedimiento. Esto significa que no se sentirá ningún dolor durante la cirugía de liposucción. Sin embargo, sí se sentirá dolor después del procedimiento y, posiblemente, durante la recuperación.

Según las partes del cuerpo que requieran liposucción, la estancia en el hospital o la clínica se alarga o se acorta. Aun así, es común tener dolor, hinchazón, hematomas, dolor y entumecimiento después de la cirugía.

Para minimizar el dolor antes del procedimiento, se recomienda hablar con el médico sobre las posibles preocupaciones sobre el dolor y preguntar qué tipo de anestesia utilizará.

Para minimizar el dolor después del procedimiento, se recomienda:

  • tomar todos los medicamentos recetados, incluidos los analgésicos.
  • usar las prendas de compresión recomendadas.
  • mantener los drenajes después de la cirugía en su lugar según las recomendaciones del médico.
  • descansar y estar en reposo.
  • beber suficientes líquidos.
  • evitar la sal, que puede aumentar la hinchazón y provocar un edema.

¿Es la liposucción adecuada para mí?

Lo primero, recomendamos adoptar un estilo de vida saludable para no tener que recurrir a la liposucción ¿Por qué? Muy sencillo.

Cómo ya hemos mencionado, la liposucción consiste en eliminar el exceso de grasa corporal. Esto es posible mejorando la alimentación, manteniendo un bienestar emocional y realizando más actividad física.

El problema surge cuando las personas recurren a este tipo de tratamientos sin resolver el problema de raíz que, normalmente, coincide con una vida muy sedentaria, estresante e insaludable.

Si no se resuelven estos hábitos poco saludables y se recurre a una liposucción, toda la grasa eliminada será recuperada con el paso del tiempo y, mientras tanto, has puesto en grave riesgo tu salud por tan brusca transformación.

Aun así, si estás convencida de que la liposucción es la solución para eliminar el exceso de grasa, deberías saber que algunas personas son aptas y otras no.

Para ello, habla con tu médico para valorar si la liposucción es la opción adecuada y valora.

¿Quién debería evitar la liposucción?

Quién:

  • fuma
  • sufre problemas de salud crónicos
  • tiene un sistema inmunológico débil
  • sufre de sobrepeso
  • tiene la piel flácida
  • cuenta con antecedentes de diabetes, enfermedad cardiovascular, trombosis venosa profunda o convulsiones
  • toma medicamentos que pueden aumentar el riesgo de hemorragia, como anticoagulantes

¿Cuáles son los riesgos de la liposucción?

La liposucción es una cirugía seria con múltiples riesgos. Es importante valorar todos los riesgos de la liposucción con el médico antes de someterse al procedimiento.

Durante la cirugía

Los riesgos durante la cirugía son:

  • heridas punzantes o lesiones en otros órganos
  • complicaciones de la anestesia
  • quemaduras de equipos, como sondas de ultrasonido
  • daño en el nervio
  • conmoción
  • muerte

Tras el procedimiento

Los riesgos después del procedimiento son:

  • coágulo de sangre en los pulmones
  • demasiado líquido en los pulmones
  • coágulos de grasa
  • infecciones
  • hematoma (sangrado debajo de la piel)
  • seroma (líquido que se escapa debajo de la piel)
  • edema (hinchazón)
  • necrosis cutánea (muerte de las células cutáneas)
  • reacciones a la anestesia y otros medicamentos
  • problemas cardíacos y renales
  • muerte

Durante la recuperación

Los riesgos durante la recuperación incluyen:

  • problemas con la forma o los contornos del cuerpo
  • piel ondulada, con hoyuelos o con bultos
  • entumecimiento, hematomas, dolor, hinchazón y dolor
  • infecciones
  • desequilibrios de fluidos
  • cicatrices
  • cambios en la sensación y sensación de la piel
  • cambios de color de piel
  • problemas con la curación

¿Cuáles son los efectos secundarios a largo plazo de la liposucción?

Los efectos secundarios a largo plazo de la liposucción pueden variar.

La liposucción elimina permanentemente las células grasas de las áreas específicas del cuerpo. Por lo tanto, si se aumenta de peso, la grasa aún se almacenará en diferentes partes del cuerpo.

La nueva grasa puede aparecer más profundamente debajo de la piel y puede ser peligrosa si crece alrededor del hígado o el corazón.

Algunas personas experimentan daños permanentes en los nervios y cambios en la sensibilidad de la piel. Otros pueden desarrollar depresiones o hendiduras en las áreas que fueron succionadas, o pueden tener la piel ondulada que no desaparece.

Conclusión

La liposucción es un procedimiento cosmético electivo que tiene importantes riesgos. No es un sustituto de la pérdida de peso y no todo el mundo es un buen candidato para ello.

Asegúrate de reunirte con un cirujano plástico titulado y analizar las posibles complicaciones y riesgos antes de la cirugía.

Por último, insistimos en que estos procedimientos quirúrgicos deben ser el último recurso al que la persona deba optar. La mejora de hábitos en tu día a día ayudarán a eliminar el exceso de grasa.

En caso de necesitar ayuda o asesoramiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te ofrecemos una primera evaluación nutricional gratuita y sin compromiso. Total, ¿Qué tienes que perder?

Suscríbete y recibe nuestros consejos para mejorar tu estilo de vida

Nos gusta crear relaciones largas, duraderas y beneficiosas, por eso no hacemos spam. RCOACH tratará tus datos con MailChimp para enviarte información y publicidad de este sitio web durante el tiempo que permanezcas en la newsletter. Responsable: RCOACH; Finalidad: Gestionar la suscripción de la Newsletter; Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, indicados en la información adicional, que puede ejercer dirigiéndose a la dirección del responsable. Información adicional: www.escueladeantienvejecimiento.com 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *