como-hidratar-labios-secos-y-agrietados

Los usamos para ingerir alimentos, hablar con los demás, leer, incluso para besar a la persona que amamos. Normal que acaben los labios secos y agrietados.

Juegan un papel muy importante en nuestro cuerpo, pero suele ser una de las zonas que más solemos descuidar. Saber cómo cuidar los labios es vital para mantenerlos sanos.

Por eso, en este artículo aprenderás varios trucos naturales para tener los labios más bonitos del mundo. ¿Estás lista?

¿Por qué se secan los labios?

El ser humano es el único mamífero que mantiene sus labios permanentemente hacia fuera. Esto conlleva a un mayor riesgo a deshidratarse y sufrir enfermedades.

Para lucir unos labios carnosos y hidratados, debemos saber primero qué causa la sequedad en los labios. A continuación, enumeramos las principales causas de tener los labios secos y agrietados:

Deshidratación

Es la causa más común de sentir los labios resecos. Puede que haya momentos a lo largo del día que se nos olvide beber suficiente agua. Sobre todo, si hablamos demasiado.

Para evitar tener los labios cortados, procura hidratarlos constantemente. En vez de beber mucha agua a la vez, ingiere al menos 2 litros de agua de forma espaciada durante el día. Es decir, tomar un sorbo de agua cada 15-30 minutos.

Si no sabes cuanta agua bebes, puedes medirlo. Por ejemplo, puedes tener una botella en tu mesa del trabajo y poner pequeñas marcas para beber de forma continua la misma cantidad. Es más, si se te olvida beber agua, quizás ponerte una alarma sea una buena recomendación.

Por último, no estaría demás limitar tu consumo de bebidas con cafeína que pueden acelerar la deshidratación.

Alimentación

Después de la deshidratación, qué comes hará que tus labios estén siempre secos o no. Sobre todo si no ingieres la cantidad recomendada de vitaminas y minerales, como por ejemplo, hierro, zinc o vitaminas B.

Adoptar una dieta saludable es la mejor solución para aportar al cuerpo lo que necesita en cada momento. Además de beber suficiente agua, regenera tu piel consumiendo alimentos con alto contenido en agua, por ejemplo fruta y verdura como la manzana o el pepino.

Elegir alimentos muy salados y ácidos (provenientes de los cítricos) pueden irritar los labios. Para evitar que escuezan o se inflamen, evita estos alimentos si ya sientes que tus labios están muy secos y agrietados.

Por otro lado, la falta de grasas saludables también acelera este proceso. Por eso, no te olvides de comer frutos secos, aguacate o aceite de coco.

Sería conveniente complementar tu alimentación con un suplemento multivitamínico o una bebida antioxidante. De esta forma, te garantizas suplir el déficit nutricional de los alimentos que consumes a diario.

Lamerse los labios

Parece inevitable no lamernos los labios cuando los sentimos secos. Es normal, desde que nacemos, aprendemos a chupar y succionar a través de ellos para alimentarnos.

Pero, cada vez que nos lamemos los labios o alguien nos besa, hay saliva que entra en contacto con la piel labial. La saliva cura y contiene sustancias químicas que nos ayudan a hacer la digestión al descomponer la comida.

Estas sustancias aceleran la sequedad. De ahí que sea más conveniente mojarse los labios o beber agua cada vez que sientas ganas de lamértelos.

Pasta de dientes y dentífricos

La gran mayoría de pasta de dientes contiene ingredientes químicos y medicamentos que pueden provocar ardor y picos en los labios.

Si sientes que tus labios se secan después de haberte lavado los dientes, puede que sea un buen momento para reemplazar tu dentífrico.

Nuestra recomendación es este dentífrico. Se trata de una pasta de dientes blanqueadora natural con flúor y sabor a vainilla-menta que deja una sensación de limpieza y frescor durante todo el día.

Exposición constante

Es inevitable que estén expuestos a todo tipo de sustancias, unas más nocivas que otras. Por ejemplo, al chuparnos un dedo, nuestros labios entran en contacto con infinidad de bacterias.

Estas bacterias pueden provocar desde llagas, herpes, granos o boqueras. Los labios cuentan con una capa de piel muy fina y delicada que se puede dañar enseguida.

Protegerlos siempre que puedas es la mejor forma de prevenir cualquier afección. Por ejemplo, utilizando un bálsamo labial, una bufanda cuando haga frío o humedecerlos con NaPCa cuando haya poca humedad o mucho calor.

¿Qué causa la sequedad de los labios?

Acabamos de ver cuáles son las causas principales por las que los labios se secan. Ahora, hablaremos de aquellos productos de belleza y maquillaje que potencian la sequedad y grietas en nuestros labios.

Hay quienes nunca se aplican un brillo de labios para tener unos labios voluminosos, pero también quienes no pueden vivir sin lápiz labial.

Es normal utilizar vaselina o cualquier bálsamo labial cuando los sentimos muy secos. No obstante, hay que saber primero qué estamos aplicando a nuestros labios.

Al igual que eliges la crema hidratante ideal para tu tipo de piel, los labios no son una excepción.

Como pasa con la pasta de dientes, elegir productos labiales baratos de poca calidad nos puede salir muy caro. La mayoría de ellos están formulados con ingredientes químicos que obstruyen los poros y no dejan respirar al labio.

De hecho, cuando pensamos que nos hidratan, lo único que hacen es resecarlos y empeorar la situación.

Ingredientes que provocan los labios secos y agrietados

A parte de exfoliar los labios con frecuencia para eliminar las células muertes que obstruyen los poros, procura evitar:

  • Ingredientes químicos como el petrolato: se tratan de ingredientes que se obtienen de sustancias tan tóxicas y nocivas como el petróleo. Estas sustancias no permiten respirar al labio y además bloquean a otros ingredientes acondicionadores, pudiendo llegar a pudrirse.
  • Sabores artificiales: ¿Para qué necesitas un bálsamo de labios con sabor a Coca-Cola? Como pasa en la comida, muchos productos de belleza incluyen sabores artificiales. Sí, pueden ser divertidos, pero destrozan tu piel por la cantidad de conservantes y químicos con los que están hechos. En vez, busca productos hechos con aceites e ingredientes naturales.
  • Protectores solares químicos: Como sucede con el resto de nuestro cuerpo, los labios también deben de ser protegidos del sol. De nuevo, la mayoría de los protectores solares terminan resecando e irritando la piel con los ingredientes que contienen. Para evitar posibles reacciones alérgicas, evita los bálsamos que incluyan oxibenzona, octinoxato y homosalato entre su composición.

Remedios naturales para hidratar los labios secos

Ya hemos hablado suficiente sobre qué provoca la sequedad labial. Ya va siendo hora de saber cómo hidratarlos, ¿no?

La clave para tener siempre los labios hidratados está en la rutina de cuidado de la piel y los productos que utilizas.

¿Qué ingredientes naturales ayudan a hidratar los labios secos y agrietados?

Hay una serie de componentes que ayudarán a calmar los labios cuando estén agrietados. Siempre que eliges un bálsamo de labios, asegúrate de que contenga al menos uno de los siguientes componentes:

  • Aceites naturales: aceites naturales como el de aguacate, coco, jojoba o girasol son excelentes emolientes para suavizar e hidratar la piel. Gracias a su alto contenido en nutrientes y grasas saludables, mantienen los labios naturalmente suaves y nutridos. De esta forma, ayudan a curar las heridas y las grietas que se forman en los labios y la piel.
  • Cera de abeja: acondiciona la piel y le aporta tersura gracias a sus propiedades protectoras. Es emoliente, antibacterial, antiinflamatoria y antioxidante, es decir, un aliado perfecto para tus labios.
  • Extractos naturales: constituyen la alternativa saludables a los sabores artificiales. Estos extractos aportan un sabor irresistible y beneficios que tus labios agradecerán. Por ejemplo, el extracto de caléndula acelera la cicatrización de los labios agrietados, gracias a sus propiedades antibacterianas.
  • Azúcar: es un excelente remedio casero para exfoliar la piel de los labios. Basta con humedecer los labios, aplicar azúcar blanca o morena, frotar durante unos segundos y enjuagarlos. ¿El resultado? Unos labios más suaves, flexibles y brillantes.

Consejos prácticos para crear una rutina natural para el cuidado de los labios

Ya casi estamos listos. Sólo nos faltan unos sencillos consejos prácticos para curar los labios secos y agrietados, así como evitar que se estropeen de nuevo.

  • Haz de tu cuidado de la piel un hábito: prevenir es mejor que cuidar. Si todavía no tienes el hábito de cuidar tu piel, esta guía será tu mejor aliado. De nada sirve buscar remedios que sanen heridas si no sabemos cómo prevenirlas. Por eso, cambia tu comportamiento y sigue las pautas que hemos compartido en este artículo. Es decir, bebe más agua, mejora tu dieta y protégete de las sustancias nocivas. ¡Notarás la diferencia!
  • Límpialos: cada vez que entren en contacto con cualquier portador de bacterias, límpialos. Procura hacer una buena limpieza de los labios dos veces al día. Nuestra recomendación es utilizar este dispositivo facial. A parte de limpiar, realiza una exfoliación muy suave para dejar tus labios más suaves que nunca. Si todavía no quieres disfrutas los beneficios de este dispositivo, a parte de la limpieza diaria, exfólialos con azúcar de una o dos veces por semana.
  • Quitar el maquillaje: antes de irse a dormir procura eliminar de tus rostro cualquier resto de pintalabios, brillo o delineador. De lo contrario, los poros se obstruyen y puedes tener complicaciones en la piel. Puedes quitar el maquillaje directamente con este aparato o con agua micelar y un algodón.
  • Aplicar bálsamo labial: Siempre que sientas que tus labios se resecan, hidrátalos bebiendo agua y aplicándote un bálsamo labial natural. Es importante hidratarlos al menos dos veces al día, por ejemplo antes de aplicar el maquillaje y antes de acostarte. Si vas a estar expuesta al sol, utiliza un bálsamo hidratante con protección solar. De esta forma, tus labios estarán siempre protegidos del sol, el viento y el frío.

Conclusión sobre cómo hidratar los labios secos y agrietados

Besar con pasión, sonreír con alegría y comer con disfrute es mucho más fácil si los labios están sanos.

Basta con seguir unos sencillos trucos naturales y cambiar varios hábitos en tu vida para cuidar tus labios como se merecen.

Ahora, aprende a cómo maquillar las pestañas con 3 simples pasos.

10% de descuento

Recibe un 10% de descuento en tu primer pedido y nuestros consejos para mejorar tu estilo de vida al suscribirte a nuestra Newsletter.

NOTA DE TRANSPARENCIA: En ocasiones incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compras a través de los enlaces que añadimos, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.