como-exfoliar-la-piel-mujer-exfoliando-la-cara

A pesar de no formar parte de nuestra rutina de cuidado de la piel diario, la exfoliación nos ayuda a mantener una piel sana y vernos mejor. Pero, ¿cómo exfoliar la piel correctamente? ¿qué es? ¿para qué sirve? ¿por qué es importante?

En este artículo, daremos respuesta a todas y muchas más preguntas. Se trata de la guía más completa sobre la exfoliación, según el tipo de piel y la parte del cuerpo.

Total, ¿quién no quiere ver y sentir su piel más lisa y radiante que nunca? Pronto sabrás cómo…

¿Qué significa exfoliar la piel?

La exfoliación es el proceso de eliminar las células muertas de la superficie de la piel mediante ingredientes naturales, productos o herramientas de exfoliación.

Por lo general, las células muertas aparecen cuando la piel se reseca y queda atrapada en los poros.

Para disfrutar de una piel saludable, entre otras cosas, la dermis necesita la cantidad correcta de agua y grasa. En su proceso de renovación celular, la piel se desprende naturalmente de células muertas para producir nuevas células. Este proceso tiene lugar cada 30 días, más o menos.

En muchos casos, las células muertas no se eliminan por completo por si solas. Como consecuencia, empiezan a aparecer imperfecciones en la piel. Por suerte, la exfoliación ayuda a prevenir que las células muertas acaben obstruyendo los poros.

¿Qué tipos de exfoliación existen?

Hay una gran variedad de métodos, técnicas y herramientas para exfoliar la piel.

Vamos a resumir cuáles son las opciones y cuál es nuestra recomendación.

Exfoliación profesional

Consiste en acudir a un centro de belleza y estética, spa o a un dermatólogo para realizar este proceso en la parte del cuerpo deseada.

Ofrecen la exfoliación manual que te podrías hacer perfectamente tu en casa. También es normal utilizar tratamientos químicos, hasta procedimientos más avanzados como dermaplaning y microdermoabrasión.

Conviene ponerse en manos de un profesional para realizar un proceso avanzado o si no sabes exfoliarte correctamente y quieres proteger tu piel.

Por suerte, en este artículo de blog de belleza y cuidado personal sabrás TODO lo que necesitas saber para exfoliarte de forma segura en casa.

Exfoliantes químicos

Se trata de la utilización de componentes químicos y ácidos para renovar la piel y hacer el proceso de exfoliar más intenso. Son tres los componentes químicos más utilizado.

Alfa-hidroxiácidos (AHA)

Son ácidos solubles en agua provenientes de frutas azucaradas. Ayudan a pelar la epidermis para que se generen y ocupen su lugar células cutáneas nuevas y de pigmentación más uniforme.

Según el tipo de AHA que se utilice, también pueden ayudar si tienes:

  • Poros muy dilatados.
  • Manchas y cicatrices.
  • Arrugas y líneas de expresión.
  • Diferentes tonalidades en la piel.

Para identificarlos, busca uno de los siguientes ácidos:

  • Glicólico: proviene de la caña de azúcar.
  • Cítrico: proviene de los cítricos.
  • Láctico: proviene de la leche.
  • Tartárico: proviene de las uvas.
  • Málico: proviene de las manzanas.

Beta-hidroxiácidos (BHA)

En este caso, son ácidos solubles en aceite. Penetran profundamente en los folículos capilares para secar el exceso de grasa y las células muertas de la piel para destapar los poros.

Son muy recomendados para personas con problemas de acné o para tratar los daños del exceso del sol.

El BHA más común es ácido salicílico. Es excelente para tratar el acné, ayuda a calmar el enrojecimiento y la inflamación de la piel. Lo encontramos en los productos de Clear Action System.

Retinoides

Son una clase de medicamentos derivados de la vitamina A. Al igual que los BHA, los retinoides también se utilizan para calmar la piel dañada por el sol y tratar el acné. Pero además, minimizan los signos del envejecimiento.

Lo consiguen porque protegen la piel de los radicales libres y promueven la producción de colágeno.

Los retinoides más comunes son: retinol, adapalene, alitretinoína, tretinoína, bexaroteno y tazaroteno.

Exfoliantes mecánicos

En esta categoría se engloban todos aquellos exfoliantes que se emplean de forma manual y no contienen químicos.

Entre los más comunes están los cepillos, las esponjas, los guantes y los productos exfoliantes, tanto faciales como corporales. Más adelante, te contamos nuestros exfoliantes mecánicos favoritos.

A lo largo de este artículo, nos centraremos exclusivamente en los exfoliantes mecánicos por los siguientes motivos:

  1. En la mayoría de los casos, los otros dos tipos de métodos no son necesarios para personas con pieles normales y sanas.
  2. Son los más cómodos y asequibles. Los puedes usar cómodamente en tu casa, cuando quieras y sin necesidad de pagar por tratamientos caros en centros especializados.
  3. Aunque no sepas exfoliar tu cuerpo, tras leer este artículo sabrás cómo tienes que hacerlo en cada momento y parte del cuerpo.

¿Cada cuanto tiempo hay que exfoliar la piel?

Esta es, junto con para qué sirve, la pregunta más común sobre la exfoliación.

Lo primero, se puede considerar a la exfoliación como un capricho semanal. Es decir, exfoliar no forma parte de tu rutina diaria. Pero, es un excelente complemento para sacarle mayor partido a tu piel.

En función de tu tipo de piel, parte del cuerpo, tus preferencias personales y el producto utilizado, la frecuencia varia.

No obstante, recomendamos exfoliar la piel de una a tres veces a la semana para cualquier tipo de piel. Excepto para pieles grasas que puede que sea necesario que se exfolien cuatro veces a la semana, incluso cada día.

Procura evitar la exfoliación excesiva, ya que puede provocar enrojecimiento e irritación de la piel.

¿Cuál es el mejor momento del día para exfoliar la piel?

De nuevo, todo depende de los gustos y preferencias de cada persona. Para ello, te facilitamos varios ejemplos.

  • Te despiertas, sales de la ducha y notas tu piel apagada. En este caso, puede que sea conveniente exfoliarse por la mañana.
  • Quizás no te da tiempo o no te duchas por las mañanas, pero sí por la noche. Exfoliarte por la noche ayuda a eliminar los restos de suciedad y maquillaje que tu limpiador no ha sido capaz.

¿Qué se hace primero: exfoliar o mascarilla?

Limpiar o exfoliar la piel siempre se hace primero que la mascarilla.

Humedecer y eliminar las impurezas de la piel facilita la absorción de los ingredientes nutritivos de la mascarilla facial o corporal.

¿A qué edad se puede exfoliar la piel?

La exfoliación puede hacerse a partir de cualquier edad cuando se empieza a notar el exceso de grasa o sequedad en la piel.

A no ser que estés utilizando un producto dermatológico para tratar una afección de la piel. O, que el fabricante del exfoliante que hayas elegido especifique un rango de edad determinado.

Este momento suele coincidir con la pubertad hasta edades más maduras.

¿Hay que exfoliar la piel antes o después de depilarse?

Si dudas entre exfoliarte antes o después de depilarte, debes saber que puede variar en función de si te depilas con cera o con cuchilla.

Si te depilas con cera, puede exfoliarte tanto antes como después. Pero después de la depilación es imprescindible. Además, para evitar pelos encarnados que pueden aparecer cuando el pelo vuelve a crecer, exfolia la zona depilada de dos a tres veces por semana.

En cambio, si te depilas con cuchilla, es recomendable hacerlo antes. Así, reduces la posibilidad que las hojas se desafilen, se traben con células muertas de la piel y se reduzca su eficacia.

¿Cuándo no debería exfoliarme?

Deberías dejar de exfoliarte si notas que tu piel está enrojecida, inflamada, pelada o irritada.

También, si usas medicamentos o productos para el acné, como retinol y peróxido de benzoilo, ya que puede empeorar tu piel o provocar brotes.

Por último, la exfoliación debe evitar si tienes cortes, heridas o llagas abiertas en la piel. Procura seguir las indicaciones del fabricante del producto elegido.

Otra opción es hablar con tu dermatólogo para que te ayude a saber con qué frecuencia es seguro exfoliarse en tu caso.

Por qué es importante exfoliar la piel

La exfoliación puede mejorar la apariencia de tu piel de varias maneras.

Como hemos visto antes, es importante ya que elimina las células muertas. De lo contrario, las células muertas pueden causar sequedad y escamas en la piel y poros obstruidos.

Pero, la renovación de las células en la piel no es su única función ni beneficio. ¿Para qué más sirve exfoliar la piel?

A continuación, enumeramos los que consideramos los principales beneficios de los exfoliantes para la piel:

  • Previenen la obstrucción de los poros al eliminar las células muertas.
  • Eliminan la piel seca o opaca.
  • Aumentan y mejoran la circulación de la sangre.
  • Mejoran la apariencia de la piel con un aspecto más brillante, según la Academia Estadounidense de Dermatología.
  • Ayudan a absorber mejor los hidratantes y sérums.
  • A largo plazo, pueden aumentar la producción de colágeno. El colágeno es clave para una piel radiante y vibrante. También promueve la elasticidad de la piel, minimizando la aparición de arrugas y flacidez.

Cómo limpiar la piel antes de exfoliar

Aunque haya quien no vea necesario limpiar la piel antes de exfoliar, recomendamos hacerlo. Por una razón muy sencilla. Al limpiar la piel primero, logras eliminar gran parte de la suciedad, el sudor y el maquillaje de la superficie. Así, cuando continúes con el exfoliante, la piel está limpia y puede exfoliar mejor las células muertas acumuladas. Utiliza un limpiador facial o agua micelar previo a la exfoliación. Excepto, si utilizas un limpiador facial que también exfolie, como el galardonado dispositivo antiedad de limpieza facial ageLOC LumiSpa. Nu Skin ageLOC LumiSpa realiza una limpieza y exfoliación tan suave pero profunda que se puede usar hasta dos veces al día. Mientras, disfrutas de los beneficios antiaging de su gel limpiador activador. En cambio, si vas a exfoliar otra parte del cuerpo que no es el rostro, puedes limpiar la piel antes de entrar a la ducha. Puedes humedecer y limpiar tu piel seca con una esponja vegetal o un guante de crin. De esta forma, ayudarás a prevenir la flacidez y preparar tu piel para la exfoliación.

Cómo exfoliar la cara y el cuello

Para disfrutar de un cutis perfecto de forma natural en casa, exfolia tu piel tras la limpieza y después de la mascarilla facial. Exfoliar la cara es bueno incluso cuando tienes granos.

Aplica durante 30 segundos el producto en un dedo y haz un movimiento circular suave en el rostro y el cuello, de arriba hacia fuera.

Incide sobre todo en la zona T (frente, nariz y barbilla). Después, enjuagar con agua tibia, no caliente.

Si decides utilizar un exfoliante químico líquido, sigue los mismo pasos pero aplicándotelo con un algodón o una toallita.

Dos veces a la semana es suficiente para exfoliar la cara. Si tienes piel grasa, es posible que debas hacerlo cuatro veces a la semana.

Hay personas que deciden crear sus propios exfoliantes caseros, con bicarbonato, sal, avena, miel, hasta poniéndose limón o canela en la cara.

Aquí sólo vamos a hablar de ingredientes y productos seguros para la piel y con evidencia científica para sentir sus beneficios.

¿Con qué me exfolio la cara?

Independientemente de qué piel tengas, recomendamos utilizar cualquiera de los siguientes productos, ya que son aptos para todo tipo de pieles:

  1. El cepillo facial ageLOC LumiSpa
  2. Nutricentials Brighter Day Exfoliant Scrub

No obstante, vamos a analizar cómo debería ser la exfoliación según cada tipo de piel, en caso de emplear otras opciones.

Cómo exfoliar la piel según su tipo

Aquí encontraras la guía de exfoliación según cada tipo de piel.

Piel normal

Sin duda las personas con piel normal son quienes más fácil lo tienen. Pueden elegir el método de exfoliación que prefieran, siendo el uso de un producto de forma manual el más cómodo y fácil.

A priori todos son seguros, tanto la exfoliación mecánica como química.

Piel mixta

Para las personas con piel mixta sería conveniente combinar la exfoliación mecánica y química. Pero nunca usar ambas el mismo día ya que pueden irritar la piel.

En caso de sentir la piel seca tras haberse exfoliado, se recomienda aplicarse un hidratante facial de forma inmediata.

Piel seca

La exfoliación es muy importante para la piel seca o escamosa. Evita los métodos mecánicos al poder provocar pequeños desgarros.

Dentro de los químicos, los AHA, como el ácido glicólico, son bastante eficaces para la piel seca.

Una vez hayas terminado de usar cualquier AHA, aplícate una crema hidratante facial con SPF. Este químico puede hacer que la piel sea más sensible al sol.

Piel sensible

A excepción del cepillo sensible ageLOC LumiSpa, evita frotar o usar métodos mecánicos como esponjas. Estos irritarán aún más la piel y pueden provocar enrojecimiento.

Otra opción es utilizar un exfoliante químico suave y aplicártelo con un paño suave.

Piel con acné

Las personas que tienen granos o acné pueden seguir los mismos pasos que aquellos con piel sensible, siendo el ácido salicílico el ingrediente más beneficioso.

Lo más importante es evitar cualquier exfoliación durante tratamientos médicos, excepto si lo recomiendo un dermatólogo.

Piel grasa

La piel grasosa o más gruesa puede beneficiarse tanto de procesos manuales como del cepillado.

Sobre todo en este caso, el cepillado es más necesario. Esto se debe a que en pieles grasas suele haber una capa adicional de células muertas, que mediante métodos manuales no sea posible eliminar.

Cómo exfoliar los labios

Cuando nos exfoliamos el rostro, no hay que olvidarse de los labios, especialmente si tienes los labios secos.

Para la zona labial, recomendamos utilizar el cepillo limpiador y exfoliante ageLOC LumiSpa. No obstante, en esta zona de la cara en especial quieras optar por un sencillo exfoliante casero para labios con azúcar. Ya sea azúcar blanca o morena, el efecto es el mismo gracias a su textura granulada.

Para hacer una mezcla natural, sólo tienes que juntar una cuchara pequeña de azúcar con una de aceite de oliva hasta formar una pasta.

Aplícate la mezcla casera en ambos labios, frota con suavidad y haz masajes circulares durante 15 segundos en cada labio. Después enjuaga con agua tibia.

¿Puedo exfoliar la cara con un producto para el cuerpo?

No lo recomendamos. Cada parte de nuestro cuerpo es diferente. Unas zonas son más sensibles, otras más firmes.

Cuando un producto se formula para una parte del cuerpo en concreto, es porque tiene en cuenta las necesidades de esa área.

Por ejemplo, los productos exfoliantes corporales suelen ser más agresivos que los productos faciales.

Usar productos corporales en la cara, sobre todo exfoliantes, puede provocar irritaciones y rojeces en la piel, ya que el rostro tiene un tejido más delicado que el resto del cuerpo.

Por el contrario, si utilizas un exfoliante facial en tu cuerpo puede que no surta de mucho efecto ya que su fórmula no sea lo suficientemente fuerte.

En definitiva, usa siempre productos formulados para la parte del cuerpo en la que los deseas emplear.

Cómo exfoliar el cuerpo

Para exfoliar el cuerpo de manera natural, basta con seguir el mismo criterio que con la cara.

Analizaremos cómo exfoliar cada parte del cuerpo. En todos los casos, es aconsejable realizar la exfoliación en la ducha con agua templada.

La principal diferencia que hay con la exfoliación facial, es que en el resto del cuerpo sí que es conveniente utilizar un cepillo, una esponja natural o un guante de crin.

Se debe a que estas zonas, especialmente los brazos, piernas o glúteos, son más tersas. Otra diferencia con el rostro es que estas zonas se pueden exfoliar en seco.

Pero, en sitios como las ingles, el pecho o el escote, recomendamos la exfoliación en la ducha tras haber humedecido y limpiado la zona primero.

Aquí también se incluyen las axilas. Si deseas exfoliarte las axilas naturalmente, sobre todo si están oscuras o para blanquearlas, hazlo antes de depilarlas y en la ducha.

Por último, si hay una zona donde solemos recurrir a centros de belleza y bienestar para ser exfoliada, esa la espalda. Especialmente, después de habernos dado un masaje relajante o una sesión de spa.

De todas formas, hay quien quiere y prefiere exfoliar la espalda en casa. Si este es tu caso, lo aconsejable es pedirle a tu pareja que te exfolie en la ducha. Así, podéis aprovechar un divertido momento de intimidad juntos. Puede ser tanto con las manos, una esponja o guante.

La realidad es que no todo el mundo tiene pareja o vive solo y prefiere exfoliarse la espalda uno mismo. Si este es tu caso, sigue el mismo patrón que realizas con tu gel de ducha para cubrir toda la superficie.

Cómo exfoliar las piernas y los brazos

Ambas zonas se pueden realizar en seco o en la ducha con agua templada. Usa una de las herramientas mecánicas mencionadas anteriormente. También se trata de las zonas que más nos depilamos y surgen muchas dudas sobre cómo hacerlo.

Exfolia los brazos y las piernas antes de la depilación láser. Exfoliar antes de depilarse es aconsejable si utilizamos cuchilla o cera. Así, evitarás posibles pelos encarnados.

Si es en seco, aclara bien las zonas para eliminar cualquier resto de producto y continua con un hidratante corporal.

No obstante, siempre que puedas, exfóliate en la ducha con agua tibia tras haber humedecido la piel.

Cómo exfoliar los pies y las manos

Es común cuando las personas se exfolian el cuerpo de evitar estas dos zonas, pero ambas requieren la misma atención que cualquier otra parte. Sobre todo, si tienes los talones agrietados o las manos resecas.

Se suele recurrir a la mítica piedra pómez. De estar forma, se ablandan los callos formados.

Pero, numerosos podólogos no recomiendan su uso porque la piel se acaba acostumbrando y será más propensa a generar callos y durezas. Salvo en caso de extremas durezas donde sean necesarias herramientas específicas.

Para exfoliar los pies y las manos en casa sigue los mismos pasos que para las zonas del cuerpo anteriores. Procura hacerlo en la ducha, tras haberlos lavados con agua templada. Es conveniente utilizar un guante de crin o esponja vegetal.

Recomendamos usar la crema hidratante con ingredientes botánicos Epoch Sole Solution a continuación.

Cómo exfoliar los codos y las rodillas

Tanto los codos como las rodillas suelen ser las zonas más desgastadas de nuestro cuerpo. Esto hace que la exfoliación e hidratación sea aún más necesaria.

Es probable que exfoliarte con tus propias manos no sea suficiente para eliminar todas las células muertas. Por eso, usa un guante para exfoliar o una esponja natural firme para ayudarte.

Tras salir de la ducha y haberte secado, aplícate de inmediato una crema hidratante rejuvenecedora como Epoch Baobab Body Butter. Notarás la diferencia desde el primer uso.

Cómo exfoliar la zona íntima

La zona íntima es un área muy delicada y por ello debe ser exfoliada con mayor suavidad.

Te recomendamos utilizar una esponja vegetal para exfoliar la línea del bikini y el área púbica encima de la vagina.

Para suavizar la piel primero, realiza este proceso mientras te duchas con agua tibia. Una vez hayas terminado, lava bien la zona con un gel limpiador íntimo.

¿Qué hacer después de exfoliar?

Estamos llegando al final y ya solo queda saber qué hacer después de exfoliar la piel.

Independientemente de la parte del cuerpo, tras la exfoliación, se debería lo primero enjuagar y secar bien la piel. Asegurándose de haber removido cualquier resto del producto de cuidado de la piel.

Una vez que la piel está seca, sólo habría que seguir con los siguientes pasos de la rutina cotidiana.

En el caso de la cara, ponerse tónico o pasar directamente al sérum facial. Para el cuerpo, echarse el hidratante corporal favorito.

Conclusión sobre cómo exfoliar la piel

Aunque no se trata de un paso que hagamos a diario, exfoliar la piel dos veces a la semana aporta grandes beneficios. No sólo del propio producto exfoliante utilizado, sino de los productos que apliquemos a continuación.

Si te ha resultado útil este artículo no dudes en compartirlo. Si aún así tienes dudas, prueba nuestro buscador de cuidado facial Skincare Finder. De esta forma, uno de nuestros asesores te ayudará a buscar la mejor solución para tu piel.

Por último, no te olvides de seguirnos en Instagram y suscribirte a nuestra Newsletter. Descubrirás muchos más consejos e información relevante para tu cuidado personal y bienestar.

10% de descuento

Recibe un 10% de descuento en tu primer pedido y nuestros consejos para mejorar tu estilo de vida al suscribirte a nuestra Newsletter.

NOTA DE TRANSPARENCIA: En ocasiones incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compras a través de los enlaces que añadimos, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en las redes sociales!
×