¿Por qué tengo calambres musculares?

calambre-muscular

Si eres como los demás, es probable que alguna vez hayas sufrido un calambre muscular mientras hacías deporte o dormías.

Los calambres musculares son incómodos y, a veces, muy dolorosos. Pueden, por ejemplo, despertarte por la noche hasta dificultar el movimiento.

Pero, ¿qué es un calambre muscular? ¿porqué se produce? ¿cómo se puede evitar?

En este artículo resolvemos todas tus dudas para evitar que vuelva a pasar.

¿Qué es un calambre muscular?

Los calambres musculares son contracciones repentinas e involuntarias que ocurren en varios músculos. Estas incómodas contracciones pueden afectar a diferentes grupos de músculos en nuestro cuerpo.

¿En qué músculo se producen más calambres musculares?

En general,  los músculos más afectados por los calambres musculares suelen ser los situados en las piernas. Es decir, aquellos en la parte posterior de la pierna, la parte posterior del muslo y la parte frontal del muslo.

Además de las piernas, otras zonas que suelen sufrir calambres, especialmente personas con un alto nivel de actividad física, son los abdominales, pies, brazos y manos.

¿Cuánto suele durar el dolor de un calambre muscular?

El dolor, es sin duda, la parte incómoda de un calambre. Esto se debe a que es un dolor agudo y repentino.

Normalmente, el dolor suele durar desde unos pocos segundos hasta 15 minutos. En algunos casos, es posible que el tejido muscular forme un bulto debajo de la piel.

¿Qué causa un calambre muscular?

Los calambres musculares surgen por varias causas. La causa más común entre deportistas, es el uso excesivo de los músculos durante un entrenamiento.

Hay otros factores, como por ejemplo, las lesiones musculares y la deshidratación que también pueden desencadenar en calambres.

Si sufrimos un calambre, es probable que sea por una deficiencia en calcio, potasio, sodio o magnesio.

Otra causa bastante frecuente en deportistas, sobre todo, quienes utilizan medias de compresión, es el reducido riego sanguíneo en brazos, piernas y pies. La falta de circulación de la sangre puede causar calambres al hacer ejercicio o incluso caminar.

Por otro lado, hay ciertas condiciones médicas que también causan calambres musculares. Por ejemplo, compresión del nervio espinal, alcoholismo, estar embarazada, insuficiencia renal, hasta hipotiroidismo.

calambre-muscular-2

¿Cómo diagnosticar los calambres musculares?

Los calambres musculares suelen ser inofensivos y no requieren atención médica. Sin embargo, se recomienda acudir a un profesional sanitario en caso de que perduren y no desaparezcan al estirar el músculo afectado.

Esto podría ser un signo de una afección médica subyacente. Para conocer la causa de los calambres musculares, tu médico debería realizar un examen físico y hacer preguntas para identificar la raíz del problema.

Algunas preguntas que se suelen hacer son:

  • ¿Con qué frecuencia ocurren los calambres musculares?
  • ¿Qué músculos se ven afectados?
  • ¿Cuánta agua bebes a diario?
  • ¿Acabas de tomar alcohol?
  • ¿Tomas medicamentos?
  • ¿Sueles calentar y estirar antes y después de hacer deporte?

Si el profesional sanitario es capaz de diagnosticar algún factor de riesgo, es posible que te recomiende hacer un análisis de sangre. ¿Por qué? Así, se podrá confirmar, entre otras cosas, si tienes deficiencia de potasio o calcio en la sangre.

Además, el médico te puede recetar una resonancia o electromiografía, para medir la actividad muscular y buscar anomalías musculares.

No está demás informar a los médicos si sientes debilidad muscular, dolor o pérdida de sensibilidad. Estos síntomas pueden ser signos de un trastorno nervioso.

¿Cómo tratar un calambre muscular?

Normalmente, lo primero que se suele hacer tras aliviar ese dolor incómodo es estirar el músculo afectado. Otra forma es poner un trapo caliente o frío, incluso hielo, en el músculo afectado.

Si tu dolor no mejora, puedes tomar un medicamento antiinflamatorio, como ibuprofeno.

En caso de que el calambre no te permita dormir, habla con tu médico para ver si te puede recetar un relajante muscular. Los relajantes suelen aliviar el dolor muscular y calmar los espasmos.

Por último, identificar y tratar la causa subyacente del calambre puede mejorar los síntomas y aliviar los espasmos.

Por eso, tu médico puede recomendarte tomar suplementos si identifica que tus niveles de calcio, potasio u otro micronutriente son más bajos de lo normal.

¿Cómo prevenir los calambres musculares?

La forma más sencilla de prevenir los calambres musculares es evitar o limitar los ejercicios que tensan los músculos y provocan calambres. Pero, en deportes de contacto y alta intensidad, esto no siempre es posible.

Por suerte, hay otras formas de prevenir calambres, como por ejemplo:

  • Calentar y estirar antes de hacer deporte.
  • Evitar hacer ejercicio nada más comer.
  • Darte un masaje al menos una vez por semana con una crema calmante con mentol.
  • Limitar el consumo de alimentos y bebidas que contengan cafeína, como café y chocolate.
  • Beber suficiente agua, antes, durante y después de la actividad física realizada (recomendamos beber 0.5-1 litro de agua por cada hora de ejercicio físico, más 0.5-1 litro después del entrenamiento)
  • Consumir alimentos ricos en calcio y potasio.
  • Tomar un suplemento vitamínico como LifePak+ para que tu cuerpo reciba la cantidad de vitaminas y minerales necesaria para su correcto funcionamiento.

Conclusión

Cómo has podido comprobar hay suficientes acciones que puedes realizar para evitar sufrir calambres musculares que afecten a tu bienestar y rendimiento deportivo.

En general, procura usar el sentido común y evita superar los límites naturales de tu cuerpo.

Tener más energía, mejorar tu rendimiento y lograr mayor resistencia requieren de entrenamiento constante, mejorar tu alimentación y adoptar un estilo de vida saludable.

Si te gustaría convertirte en tu mejor versión y ves que no es suficiente con el entrenamiento que realizas, no dudes en ponerte en contacto con nuestros asesores nutricionales para poder ayudarte.

Quizás, también te pueda interesar recibir una Guía de Nutrición Personalizada y gratuita.

10% de descuento

Recibe un 10% de descuento en tu primer pedido y nuestros consejos para mejorar tu estilo de vida al suscribirte a nuestra Newsletter.

NOTA DE TRANSPARENCIA: En ocasiones incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compras a través de los enlaces que añadimos, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en las redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *