Antioxidantes – ¿qué son y por qué los necesitamos?

Últimamente se habla un montón sobre la importancia de una dieta rica en antioxidantes para disfrutar de una buena salud. Pero ¿qué son realmente los antioxidantes?

Para poder entenderlo, hay que hablar primero sobre los radicales libres. Esas son unas partículas pequeñas que nuestro propio cuerpo produce en dos ocasiones:

–        cuando convierte la comida que ingerimos en energía para nuestras células y

–        como arma de nuestro sistema inmunológico frente a ataques externos, como por ejemplo infecciones

En conclusión, estos son esenciales para la salud de nuestro cuerpo. Pero, tener demasiados radicales libres supone un riesgo para nuestra salud. El problema aparece cuando, además de producirlos para ejercer las funciones mencionadas antes, estamos expuestos a muchas otras fuentes de radicales libres, que provocan un desequilibrio en nuestro cuerpo. Las fuentes principales son la contaminación del aire, el humo de cigarrillo, la radiación solar, el alcohol, los pesticidas, la comida procesada y el estrés.

Aquí es cuando estas pequeñas partículas se convierten en nuestro enemigo ya que, al ser muy inestables, empiezan a robar partes de nuestras células sanas en la búsqueda de estabilizarse. De esta manera se destruyen tejidos de nuestro cuerpo, lo que puede conllevar a enfermedades graves.

Por eso, es muy importante prevenir el ataque de los radicales libres en nuestro cuerpo. ¿Pero cómo?

Afortunadamente, hay una forma de neutralizarlos antes de dañarnos. Eso es posible a través de los antioxidantes, que son unas partículas muy generosas, que regalan una pequeña parte de sí mismas para equilibrar a los radicales libres.



Hay cienes de tipos de antioxidantes – algunos pueden ser producidos por nuestro cuerpo, pero la mayoría no. Estos son los antioxidantes esenciales, que debemos aportar con la comida que ingerimos. Los antioxidantes trabajan juntos; los podemos entender como un equipo de fútbol, donde cada jugador tiene su papel y solamente trabajando en equipo conseguirán ganar. Asimismo, cada antioxidante necesita a otros para fortalecerlo y ayudarle en la lucha contra los radicales libres. Siempre cuando hay un ataque en nuestro cuerpo, hay algunos antioxidantes que vienen los primeros a luchar para defendernos. Ellos constituyen nuestro muro de defensa. Cuanto más fuerte este muro, menos expuestos estamos a enfermar y envejecer.
El muro se constituye en principal por los carotenoides, que encontramos especialmente en la fruta y verdura de color rojo o naranja y en los vegetales de color verde, por la vitamina E, encontrada en semillas, frutos secos y pescado, la vitamina A y C.

Comer alimentos ricos en antioxidantes cada día es esencial para disfrutar de una buena salud, tener más energía y frenar el envejecimiento prematuro. En el siguiente artículo de blog, os enseñaremos cuáles son esos alimentos y cómo introducirlos en nuestra dieta. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *