Alimentos ricos en antioxidantes

La semana pasada hemos entendido la importancia de mantener el equilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes en nuestro cuerpo. También hemos visto que los radicales libres se producen a diario en nuestro interior, pero que los antioxidantes hay que ingerirlos con la comida.

Para garantizar un aporte máximo de antioxidantes, os aconsejamos tener una alimentación variada, conteniendo muchos colores naturales provenientes principalmente de verdura fresca, fruta de temporada, frutos secos, semillas y especias. ¿Por qué? Porque cada color está asociado a un tipo de antioxidante. Asimismo, los vegetales y frutas de color naranja o amarillo contienen muchos beta-carotenoides (antioxidantes conocidos por su poderoso efecto para la salud de los ojos y del sistema inmunitario), las verduras de color roja son ricas en licopeno (antioxidante esencial para la salud del corazón), mientras que el morado significa un alto contenido en antocianina (que promueve la salud inmune).

Los arándanos tienen la densidad más alta de antioxidantes de todos los frutos comunes y son muy ricos en las vitamina C y K (1 vaso de arándanos cubre el tercio del necesario diario de estas vitaminas). Además, los arándanos contienen flavonoides – un grupo de antioxidantes conocidos por luchar contra los radicales libres y proteger nuestro ADN frente al daño oxidativo, así pudiendo hasta frenar el envejecimiento.

El açai es una fruta brasileña que va ganando popularidad por su alto contenido de nutrientes. De hecho, es llamado superfruta, ya que una pequeña cantidad de açai contiene muchísimos antioxidantes – más que cualquier otra fruta. Además, su valor nutricional es único para una fruta, al ser bajo en azúcar pero más alto en grasas saludables.
El açai protege el cerebro, el corazón y prácticamente cada órgano de nuestro cuerpo. El plato más popular con esa fruta es el açai bowl, pero se encuentra también en batidos.

Otro alimento que recomendamos para aumentar la ingesta de antioxidantes es el cacao puro, que es muy rico en polifenoles – un tipo de antioxidantes que reducen la inflamación en el cuerpo, mejoran la circulación sanguínea, bajan la presión arterial y mejoran los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. Además, el cacao puro promueve la producción de neuronas y mantiene nuestro cerebro sano y joven.

Unas verduras muy ricas en antioxidantes son los pimientos y las espinacas. Un pimiento rojo mediano aporta el 170% del necesario diario de vitamina C, además de ser muy rico en vitamina K1 (que es muy importante para la salud de nuestros huesos), vitamina E (antioxidante esencial para tener nervios y músculos sanos) y vitamina A (que está relacionada con la salud de nuestros ojos).

Las espinacas contienen mucha fibra, que es esencial para la buena salud del intestino y del sistema digestivo, y un montón de vitaminas y minerales, especialmente vitamina A, C, K1, hierro y calcio. Los antioxidantes contenidos en las espinacas protegen nuestros ojos contra los daños causados por la radiación solar y contra la catarata.

Las especias aumentan mucho el valor antioxidante de la comida. Recomendamos añadir orégano a vuestros platos, ya que tan solo una cucharada cubre casi el 10% del necesario diario de vitamina K. Estudios han demostrado que el orégano es efectivo contra 23 tipos de bacterias. Además, esta especia puede tener efectos anti virales antiinflamatorios.

La cúrcuma ha sido utilizada durante miles de años en India como especie medicinal. El ingrediente activo principal es la curcumina – un antioxidante muy potente con altos efectos antiinflamatorios. Para poder absorber la curcumina en el cuerpo, lo mejor es combinarla con pimienta negra y grasas saludables, por ejemplo aceite de oliva virgen extra o aceite de coco.
La inflamación crónica contribuye a casi todas las enfermedades graves de hoy (por ejemplo cáncer y Alzheimer), así que incluir alimentos antiinflamatorios en nuestra dieta es clave.

Asegúrate de comer alimentos ricos en antioxidantes a diario. Si no te gustan o lo ves difícil incluirlos en cada comida, recomendamos tomar complementos alimenticios para poder alcanzar la dosis óptima para disfrutar de una buena salud. Pero prestar atención a la hora de elegir los suplementos, ya que hay muchísimos tipos en el mercado y no todos son beneficiosos. Lo mejor es dejarte asesorar acerca de los suplementos nutricionales que mejor se adapten a tus necesidades. Contáctanos (enlazar al formulario de contacto) para ofrecerte el asesoramiento que necesitas. ¡Gratis y sin compromiso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *