comprar-productos-de-belleza-y-cosmetica-Limpiador-facial-ageloc-lumispa

Ring, ring… una mañana más suena la alarma y nos toca levantarnos para afrontar un nuevo día. Quizás hayas pospuesto la alarma varias veces porque te daba pereza terminar ese acogedor momento en la cama, pero las obligaciones mandan.

Cuando te quieres dar cuenta, ya vas tarde. Deambulas por tu casa a oscuras, coges la primera ropa que encuentras y sales disparada/o hacia tu trabajo.

Por lo que no te da tiempo ni a lavarte la cara para quitar al menos esas legañas que se resisten a abandonar tus ojos ni, mucho menos, a disfrutar de un desayuno saludable.

¿Te resulta familiar esta historia? ¿Te ocurre una situación similar a menudo cada mañana?

En este artículo, nos gustaría hablar sobre cómo, incluso levantándote en hora y dedicándole menos de 5 minutos, puedes disfrutar todo el día de una piel limpia, radiante y rejuvenecida. ¿Te atreves a descubrirlo?

¿Por qué debo lavarme la cara?

Antes de hablar de la importancia de limpiarse el rostro a diario, me gustaría que respondas internamente ¿qué es para mí lavarme la cara?

Al formularte esta pregunta, tomarás consciencia de qué supone para ti el primer paso de tu rutina de cuidado facial: la limpieza facial.

Tras haber realizado esta pregunta a más de 100 personas, hemos recibido todo tipo de respuestas distintas y cuanto menos curiosas.

Que si echarme un chorrito de agua en el rostro, usar una pastilla de jabón de sosa, incluso el mismo aceite de oliva virgen extra que se utiliza para cocinar y preparar ensaladas saludables.

Es curioso cómo una acción tan sencilla y sistemática puede tener tan diversas variaciones.

Lo que es seguro es que este sencillo paso de higiene personal está subestimado por la mayoría de personas, al no prestarle la suficiente atención para hacerlo de forma correcta.

En muchas ocasiones, puede hasta perjudicarnos más que beneficiarnos según los productos de cuidado facial utilizados para el tipo de piel que tengamos.

Por ello, una limpieza facial diaria requiere el tiempo y la atención necesaria para mantener la piel de nuestro rostro sana.

Puede que te preguntes, ¿Por qué? No limpiarse el rostro de forma periódica puede causar graves problemas, como un brote de acné, en la piel.

Por varios motivos, constantemente estamos expuestos a radicales libres y agentes contaminantes que llenan nuestra cara de suciedad y bacterias.

También, solemos tocar la cara con bastante frecuencia y no siempre nuestras manos han sido limpiadas previamente. De hecho, según un estudio, nos tocamos el rostro 23 veces cada hora.

Pero además, si te aplicas maquillaje, éste debe ser removido correctamente para que la piel pueda transpirar como debe.

¿Cuándo y con qué frecuencia debo limpiarme la cara?

En función de tu tipo de piel, entorno en el que vivas y trabajes y las actividades que realices a lo largo del día puede ser necesario que te limpies el rostro más o menos veces.

En general, se recomienda lavarse la cara dos veces al día, una vez por la mañana y otra por la noche antes de irse a dormir.

No obstante, la cantidad de veces que te laves la cara puede ser menos importante que cómo se realiza la limpieza. Es decir, una limpieza correcta mediante productos de calidad una vez al día es más beneficiosa que lavarse la cara más a menudo, pero con productos poco cualitativos.

Por otro lado, muchas personas no encuentran tiempo para realizar este paso dos veces al día y no ven necesario lavarse el rostro por la mañana, ya que se acaban de levantar de la cama y han dormido sobre sábanas limpias.

Si este es tu caso, recomendamos no saltarse la limpieza nocturna, al ser especialmente importante para eliminar la suciedad acumulada y quitar el maquillaje aplicado.

Además, prepara la piel para los siguientes pasos de tu rutina de cuidado facial y ayuda a la renovación celular de la piel.

Si tengo la piel seca o sensible

Lavarse la cara dos veces al día puede causar irritación en las personas con piel sensible o seca. Por eso, hay dermatólogos que aconsejan sólo enjuagarse con agua tibia por la mañana y limpiar correctamente por la noche con una fórmula suave sin espuma.

Si tengo la piel grasa o con granos

Las personas con piel grasa o propensa al acné suelen sentir la necesidad de limpiarse el rostro más a menudo.

No obstante, lavarse la cara más de dos veces al día puede resecar la piel. Lo que provoca que la piel intente recuperar la humedad perdida y, como consecuencia, se acelera la producción de grasa y sebo.

Si este es tu caso, elige un limpiador que contenga ácido salicílico. Es un ingrediente que limpia eficazmente y elimina la formación de granos al realizar una suave exfoliación.

Sin duda, la mejor gama de productos de cuidado facial para personas con acné es Clear Action System.

Si tengo la piel mixta

En este caso, se trata de la misma situación en la que se encuentran las personas con piel normal, de lavarse la cara dos veces al día, pero eligiendo un limpiador adecuado para piel mixta.

Cuando hago deporte

Si se realiza una actividad física que implique sudoración, es recomendable lavarse la cara una tercera vez, para eliminar el sudor y la suciedad acumulada.

Si te encuentras fuera de casa y no tienes un limpiador facial a mano, prueba con una toallita sin aceite adecuada para el rostro.

¿Cómo se si me lavo la cara poco o demasiado?

Cada persona es la mejor conocedora del estado de su piel.

Una forma de saber si la piel no se ha lavado de forma correcta es cuando se encuentran manchas en la almohada y las sábanas.

Otra forma de saber si no ha sido suficiente la limpieza realizada es si al pasar una toallita o algodón, quedan rostros visibles de suciedad.

Es importante que entiendas que la falta o la incorrecta limpieza del rostro puede provocar la obstrucción de los poros. Por consiguiente, pueden aparecer puntos negros, espinillas, hasta brotes de acné más intensos. Por otro lado, una limpieza excesiva puede provocar irritación, tirantez o sequedad de la piel.

En ocasiones se genera más grasa, cuando la piel intenta compensar la excesiva sequedad, causando una mayor sensibilidad y la obstrucción de los poros.

¿Cómo debería lavarme la cara?

La mejor manera de limpiar la piel es con las yemas de los dedos humedecidos, al menos uno o dos minutos, tanto en el rostro como el cuello, evitando la zona de los ojos.

Sobre la cantidad de producto a utilizar, lo más seguro es seguir las recomendaciones del fabricante, que suelen indicar aplicar una cantidad pequeña (similar al tamaño de un guisante o avellana) sobre los dedos.

Aun así, es preferible utilizar una cantidad menor si es la primera vez que utilizas el producto para ver cómo reacciona tu piel.

En cuanto al movimiento, recomendamos realizar movimientos circulares de abajo hacia arriba y de dentro hacia fuera.

No aconsejamos la utilización de esponjas, ya que, a no ser que sean guardadas en un sitio protegido y se limpien correctamente tras su uso, acumulan bacterias que pueden causar una reacción alérgica en nuestra piel.

Sobre todo por las noches y en los días de invierno, las personas esperan a que el agua esté muy caliente para limpiarse. Lo único que se consigue es aumentar la posibilidades de que la piel se irrite.

Para entenderlo mejor, nuestros poros son como puertas, donde si les aplico agua caliente, se abren y el agua fría los cierra. Lo mejor es aplicarte agua tibia y tu piel te lo agradecerá.

Por otro lado, es común secarse la cara con una toalla inmediatamente después de limpiarla. Si tu eres una de esas personas, lo mejor es que te des pequeños toquecitos con la toalla, en vez de restregártela.  

No obstante, debes saber que esa frotación puede eliminar la barrera protectora natural de la piel. Por lo tanto, deja unos segundos que la piel repose y se calme tras el tratamiento.

Además, ten en cuenta que dejar que el agua gotee no hidrata y si esperas mucho a que el agua se evapore, puede provocar sequedad.

¿Qué es un gel limpiador facial?

Se trata de un producto líquido de belleza o higiene personal que contiene ingredientes clave, según el tipo de piel, para eliminar la suciedad acumulada en el rostro y el cuello.

¿Para qué sirve el gel limpiador facial?

Las funciones principales de un gel limpiador facial son limpiar los poros, eliminar la suciedad acumulada, quitar el maquillaje, revitalizar la piel, dejarla suave al tacto y lograr un aspecto luminoso y saludable.

¿Cuál es el mejor gel limpiador facial?

Cuando se trata de identificar el mejor limpiador facial, aquí no hay lugar a dudas.

El mejor tratamiento eléctrico de limpieza facial que conocemos es el que aporta el dispositivo ageLOC LumiSpa Kit.

No lo decimos solo nosotros. Esta innovadora máquina de belleza antiedad lleva varios años siendo galardonada como el mejor dispositivo de belleza para el hogar por la prestigiosa agencia Euromonitor International.

ageloc-lumispa-beauty-award-mejor-dispositivo-belleza-hogar

¿Qué hace ageLOC LumiSpa para ser único?

Este innovador sistema de cuidado facial ha revolucionado la forma con la que empezamos nuestra rutina de belleza facial.

Lo ha conseguido al unificar en un solo paso la limpieza, exfoliación y tratamiento antiedad. Y lo mejor de todo, es que sólo se necesitan dos minutos para disfrutar de sus beneficios desde el primer uso.

Gracias a su patentada tecnología Two-Sense Motion, logra limpiar los restos de maquillaje y suciedad de la piel, al mismo tiempo que elimina las células muertas y activa la producción de colágeno de la piel.

A diferencia de otros dispositivos con hiedras y otros tratamientos exfoliantes, LumiSpa ofrece una exfoliación tan suave que se puede realizar hasta dos veces al día sin dañar a la epidermis.

Si es usado cada día, gracias a sus geles limpiadores que incluyen la ciencia antiaging ageLOC, se aportan los beneficios de un tratamiento antiedad:

  1. Piel limpia en profundidad.
  2. Poros de aspecto más reducido.
  3. La piel está más tersa al tacto.
  4. La piel se siente y parece más suave.
  5. Mejora la luminosidad de la piel.
  6. Piel más clara y radiante.
  7. Cutis visiblemente más fresco.

¿Por qué ageLOC LumiSpa es el mejor dispositivo de limpieza facial?

Hay numerosas razones que han hecho a ageLOC LumiSpa el mejor aparato de limpieza facial.

A continuación, compartiremos contigo, tanto nuestra experiencia personal como los motivos por qué nos encanta.

Sinceramente, ha sido la mejor inversión de cuidado de la piel que hemos realizado en nuestra vida.

Desde que la probamos por primera vez en 2017, hemos notado los beneficios increíbles que su fabricante, Nu Skin, dice que hace.

Tras muchos años limpiándonos el rostro con infinidad de productos de otras marcas, notábamos que algo fallaba, ya que nuestra piel no proyectaba la imagen que queríamos.

Nos gastamos mucho dinero en productos que prometen y no cumplen, en acudir a centros de belleza para hacer desaparecer los puntos negros y signos de acné remanentes tras la limpieza, hasta que un día todo eso se acabó cuando Nu Skin sacó el dispositivo al mercado.

Si de nuevo no nos crees, comprueba por ti misma la diferencia entre el lavado a mano y con LumiSpa.

¿Por qué nos encanta?

  • Lo primero, es que tiene un formato muy cómo de utilizar y lo puede usar toda la familia. Al igual que con tu cepillo de dientes eléctrico, sólo tienes que adjuntar tu cabezal cada vez que lo quieras usar.
  • Nosotros viajamos mucho y lo podemos llevar a cualquier parte, ya que es ligero, elegante y su batería dura de 7 a 10 días si se utiliza según las indicaciones del fabricante.
  • Otra funcionalidad que lo hace muy atractivo es que es resistente al agua. Cuando lo pruebes en la ducha, desearás que ese momento jamás termine.
  • Cuenta con cinco geles limpiadores activadores antiedad para cada tipo de piel: normal a mixta, sensible, grasa, seca y con granos. Esto permite que independientemente de cual sea tu tipo de piel, podrás utilizar este aparato.
  • Al igual que los geles, hay tres tipos de cabezal de silicona: normal, firme y sensible. Comprueba aquí cuál es el cabezal más adecuado para ti. Todos los cabezales contienen iones de plata, lo que los hacen que sean muy higiénicos y sólo basta con agua para remover toda la suciedad acumulada durante la limpieza.
  • Es tan suave, que permite exfoliar la piel dos veces al día. Cuando lo tengas, prueba a utilizarlo encima de una yema de huevo crudo y ¡verás como no se rompe! Si pruebas este experimento, no dudes en compartirlo y etiquetarnos en Instagram.
  • ¡Sólo son dos minutos! ¿Estarías dispuesta a dedicar 2 minutos, de los 1.440 minutos que tiene un día, para lucir con una piel más joven y radiante? Estamos seguros de que sí.
  • ¿Te ha pasado que llegas tarde a casa después de un largo día y quitarte el maquillaje y realizar tu rutina de cuidado de la piel supone la mayor pereza del mundo? Con ageLOC LumiSpa realizas tres pasos en uso. Olvídate de desmaquillarte primero, limpiarte después y exfoliarte más tarde.

¿Cómo se usa el limpiador facial eléctrico ageLOC LumiSpa?

Saber usar ageLOC LumiSpa es muy sencillo. Basta con encender el aparato de limpieza facial y utilizarlo 30segundos en cada parte de la piel.

Estamos convencidos de que el siguiente video, lo explicará mejor que nosotros:

¿Cómo puedo cuidarme el contorno de los ojos?

Otra de las ventajas que tiene ageLOC LumiSpa es que cuenta con el cabezal Accent y un limpiador activador antiedad IdealEyes especial para el contorno de los ojos.

Cuando trabajan juntos, te permiten exfoliar con suavidad y revitalizar la delicada piel que rodea a los ojos.¿Para qué?

Para reducir la aparición de ojeras, bolsas e hinchazón y tonificar los párpados.

¡Ahora ya le puedes decir adiós a los ojos cansados y apagados y decirle muy buenos días a unos ojos cuidados y radiantes!

Si ya tienes el dispositivo ageLOCLumiSpa, puedes adquirir el cabezal Accent y el limpiador activador antiedad IdealEyes por separado aquí.

En cambio, si todavía no cuentas con la galardonada máquina de limpieza facial, no dejes escapar la oportunidad de comprar el paquete completo ageLOC LumiSpa Accent Kit con un precio especial aquí.

¿Qué es mejor: un gel limpiador facial o una pastilla de jabón?

Hay muchas personas que utilizan la misma pastilla de jabón de manos para limpiarse el rostro.

Hay diversos motivos que les lleva a usar el mismo jabón en barra; para algunos es porque piensan que si el producto no produce espuma, no limpia.

Lo único que consiguen con esta pastilla de jabón es quitarle humedad y aceites naturales a la piel, provocando que se seque e irrite con mayor facilidad.

Nuestra recomendación es utilizar un gel limpiador facial. Bien es cierto que hay jabones en barra que son aptos para la cara, pero recomendamos no abusar de ellos, ya que pueden alterar el pH de lapiel.

¿Qué es mejor: un gel limpiador facial o un exfoliante?

Hace un momento hemos hablado qué es y para qué sirve un gel limpiador. En cambio, el exfoliante facial permite principalmente retirar las impurezas y eliminar las células muertas de la piel.

Debido a que la exfoliación es un tratamiento más agresivo para la piel, eso puede provocar la destrucción de la barrera protectora de la piel si se usa más de la cuenta o se frota demasiado. Nuestro consejo es que se realice hasta dos veces a la semana, a no ser que utilices ageLOC LumiSpa.

Ambos productos faciales son complementarios y recomendamos usarlos juntos. La principal diferencia es que la limpieza es de uso diario y la exfoliación tu capricho semanal 🙂

¿Qué es mejor: el gel limpiador facial o el agua micelar?

El agua micelar es agua que contiene moléculas de micelas. Estas moléculas se adhieren al maquillaje y la suciedad y los descomponen.

Se suele usar para retirar el maquillaje, cuando deseas limpiarte el rostro muy rápido o te encuentras en un lugar sin acceso a agua. El agua micelar te ayuda a limpiar el rostro sin necesidad de enjuague.

De nuevo, ambos productos son complementarios, pero el agua micelar no debería reemplazar una limpieza profunda de la piel.

Por ello, aconsejamos utilizar el agua micelar como paso previo al gel limpiador facial, especialmente si utilizas maquillaje, o utilizar directamente el dispositivo de limpieza facial ageLOC LumiSpa, ya que limpia y desmaquilla a la vez.

¿Qué hago tras la limpieza facial?

La limpieza es el primer paso de tu rutina de cuidado facial.

Tras dejar el rostro limpio, es importante devolverle a la piel su nivel óptimo de pH. Esto es posible gracias a los tónicos faciales.

¿Por qué debo tonificar mi piel?

A parte de equilibrar el pH de la piel, el tónico facial prepara la piel para los siguientes pasos de la rutina.

Te ayuda a crear una barrera de hidratación natural de tu piel y permite que se puedan absorber mejor los sérums e hidratantes faciales, que representan los siguientes pasos de un cuidado facial perfecto.

¿No sería aún mejor si pudiésemos combinar limpieza y tonificación en un único paso?

Esto es posible gracias a ageLOC Gentle Cleanse and Tone.  Esta lujosa espuma limpiadora antiedad deNu Skin limpia, purifica y recupera la piel suavemente, preparándola para recibir los avanzados ingredientes antiaging de ageLOC Transformation.

ageLOC Genlte Cleanse & Tone es muy cómodo de usar y está formulado para todos los tipos de piel. Por ello, es el sustitutivo ideal cuando no podemos realizar el tratamiento facial antienvejecimiento con ageLOC LumiSpa.

Conclusión sobre la limpieza facial

En términos generales, procura lavarte la cara dos veces al día con productos adecuados para tu tipo de piel.

Es importante que sientas tu piel para entender en qué estado se encuentra. Si notas que la piel se seca, irrita o te tira demasiado, es un síntoma de que algo está fallando. Puede ser el producto elegido o la forma en que realizas la limpieza.

Si se da esta situación y tras cambiar tu rutina no mejora, lo más aconsejable es que visites a un dermatólogo para que evalúe tu piel.

Por último, no te olvides de utilizar nuestro buscador de cuidado facial Skincare Finder para que uno de nuestros profesionales te asesore gratis sobre las mejores soluciones para tu piel.

10% de descuento

Recibe un 10% de descuento en tu primer pedido y nuestros consejos para mejorar tu estilo de vida al suscribirte a nuestra Newsletter.

NOTA DE TRANSPARENCIA: En ocasiones incluimos productos que creemos que son útiles para nuestros lectores. Si compras a través de los enlaces que añadimos, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en las redes sociales!
×